viernes, 15 de julio de 2016

Miranda: Paso a la inmortalidad

LOS TEQUES 15/07/2016
COLUMNA: CORPUS
CONSIGNA: TERRITORIALIZACIÓN Y AUTOGOBIERNO DE LA PALABRA
CORREO: vozyletracomuna@gmail.com 
Etiqueta principal: #VozyLetraComuna

TÍTULO: Miranda: Paso a la inmortalidad
AUTOR: Henys Peña

¿Y… si habláramos de un niño, creciendo en Caracas, con un padre marcado por el mestizaje guanche, lleno de frustraciones y traumas producidos por una rígida estructura clasista y racial, para explicar la temprana rebeldía de Francisco de Miranda y sus impetuosos servicios a las banderas del coloniaje en Melilla y Pensacola y a las de la libertad en Francia y América del Sur? Parecería un despropósito, más aún si estos comentarios los enmarcamos en el bicentenario de su “paso a la inmortalidad”.


El deseo es rescatar al niño, pero también al hombre y al viejo guerrero en un todo, para ver a nuestros héroes “procesualmente”, no como piezas acabadas en bronce, obras impermeables e inmutables, sino ver cómo pasan de niños a jóvenes, a adultos y de allí a adultos mayores (los que lograron vivir un poco más), bajo la presión moldeadora de los sucesos, en los que a un mismo tiempo inscriben sus nombres, consuman hechos perdurables y son modelados a su vez por la presión inevitable de éstos, sin poder escapar de la vorágine histórica en la que se da su ciclo vital.

Miranda nace en 1750, a los veinte años se marcha a España. El odio  mantuano le perseguirá por el mundo y le alcanzara, de alguna manera, finalmente en julio de 1812. La Europa que le toca recorrer es la de la derrota del viejo régimen. El nuevo sujeto que emerge de formas productivas fraguadas los últimos 300 años, ahora es dueño no sólo de la renta feudal, sino que se apropia de todo el proceso de trabajo, todo se hace mercancía bajo el capital, el impulso se lo han dado la riqueza del Nuevo Mundo y los esclavos africanos. Miranda cuenta con 24 años cuando la maquina de vapor da inicio a la primera revolución industrial. La modernidad burguesa es un hecho.

En 1771 inicia sus viajes, que continuarán prácticamente a lo largo de toda su vida. Con ellos llevará un minucioso registro que llegará a conformar 63 volúmenes, se trata del único patriota que haya creado semejante registro personal. Ese registro representa una bitácora de vicisitudes, glorias, conquistas y desengaños, agrupado y publicado en el sitio http://www.franciscodemiranda.org por el gobierno bolivariano, bajo el título “Memorias del Mundo” permitiendo que para saber de Miranda, pueda el lector deleitarse leyendo al generalísimo desde sus propias palabras.

Pero cómo hacer ver que la victoria de sus ideas en el futuro termina cambiando su pasado, y con ello el pasado de todos, cubriendo de gloria a quien muriera sin patria y sin bandera. Acaso, como sospecha Uslar Pietri, Miranda a la puerta de su “fuga” ¿sabrá de la terrible derrota y dolorosa “Emigración a Oriente”? También en julio, pero de 1814 ¿escuchará algún rumor de la Primera Expedición de Los Cayos?


Nada sabrá de la Segunda Expedición de Los Cayos, ésta será a finales de 1816, Miranda habrá muerto el 14 de julio de ese año. Pero su inmortalidad es refrendada por Bolívar al fundar “Colombia” y grabada en acero patrio por el Mariscal Sucre al expulsar a los españoles de estas tierras. Una y otra victorias quedan indisolublemente unidas a aquel niño que creció lleno de rebeldía y murió “delincuente”, en la infancia de la revolución industrial y por ende burguesa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada