viernes, 9 de septiembre de 2016

Universidad, territorialización y autogobierno

COLUMNA: CORPUS
CONSIGNA: TERRITORIALIZACIÓN Y AUTOGOBIERNO DE LA PALABRA
Etiqueta: #VozyLetraComuna
TÍTULO: Universidad, territorialización y autogobierno.
AUTOR: Henys Peña

Desempeñarse como docente en uno de los Programas Nacionales de Formación (PNF), en la Universidad Politécnica Territorial de Los Altos Mirandinos Cecilio Acosta (UPTAMCA), pareciera el mejor destino de quien se iniciara en la educación universitaria al amparo del pensamiento rodriguiano.
Resuenan a todo volumen las palabras del maestro “No tenemos ciudadanos para hacer República y no podemos regresar a la Monarquía, inventamos o erramos", como invitación a inventar nuestra ruta y abandonar todo temor a errar. Qué escenario podría ser más propicio que el del eje sociocrítico de un PNF, diseñado para sacudir con cuestionamientos que permitan superar la desquiciante “certidumbre” y la educación “bancaría” capaz de producir, por ejemplo, los mejores médicos tan solo para acrecentar el negocio de la salud.

En estos meses, que se van convirtiendo en años de dificultades para todos los venezolanos, las políticas incluyentes y de acceso universal a la educación universitaria se han mantenido y profundizado con estricto apego a la Constitución de 1999 y al Plan de Desarrollo Económico y Social (Ley de la República), sentando las bases para la territorialización de la experiencia académica.
Esta orientación cobra cuerpo en julio del 2003, al crearse la Universidad Bolivariana de Venezuela. En noviembre de ese mismo año, se crea la Misión Sucre, y a finales de 2006 el Presidente Chávez anunció la creación de la Misión Alma Mater, que se formaliza el 27 de marzo de 2009, mediante Decreto 39.148. En apenas un breve párrafo es posible mencionar fechas tan relevantes, pero nos tomaría mucho más espacio explicar cómo a raíz de estas políticas insurgentes se democratiza el acceso a la educación universitaria y desaparece la ominosa figura de los “Bachilleres sin cupo”.
Avanzar en la creación de un entramado educativo que responda a las condiciones políticas, socio-históricas y económicas del Proyecto de País, empujando la construcción del socialismo nuestroamericano y bolivariano, es un reto que se libra cotidianamente en las aulas de clases de los PNF. Por esta razón se requiere atención, sensibilidad, compromiso político, comprensión del proceso permanente de construcción participativa de los diseños curriculares de los PNF, que deben ser ajustados y perfeccionados permanentemente para poder formar ciudadanos, para poder construir república.
Aquí surge la idea central madurada a la luz de la experiencia docente, poner el acento en la territorialización, es decir el relacionamiento directo, cotidiano, de primera mano y sin intermediaciones con la realidad tangible e inmediata. La “cátedra” además de municipalizarse deberá parroquializarse, casarse con el barrio, los vecinos, con la industria, la fábrica, los obreros, hacerse universidad republicana, parte del tejido del poder y el gobierno local, comunal, hacerse autogobierno sin pretensiones de monopolizar el saber, pero con plena conciencia de la responsabilidad que el saber impone para hacer patria desde el aula, aula que pertenece y es pertinente para su localidad y su territorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada